Programa Pan Americano de Defensa y Desarrollo de la Diversidad Biológica, Cultural y Social - asociación civil

Desacralización

 

Arriba • Costos • Apropiación • Desacralización • Desplazamiento • Omisión • Estrategias empresarias

 

 

Portada
Prensa
Índice
Correo
 

Desacralización de símbolos religiosos.

por Teodora Zamudio

Ayahuasca del Amazonas

Kava de Samoa

 

Ayahuasca del Amazonas

Los pueblos indígenas de la cuenca del río Amazonas han cultivado la ayahuasca o yagé (Banisteriopsis caapi)[1] desde tiempos ancestrales para usos medicinales y ceremonias religiosas. Según su cosmovisión, esta planta les ha brindado el conocimiento acerca de la naturaleza, les ha brindado la cura para muchas enfermedades y es fuente de alucinaciones que "muestran el pasado y el futuro". Es un símbolo sagrado y como tal es absurdo que se convierta en materia de apropiación individual. 

La medicina de Ayahuasca es hecha combinando dos elementos fundamentales; el ayahuasca arbolado de la vid (caapi de Banisteriopsis) y las hojas del chacruna (viridis de Psychotria ssp.), de un árbol pequeño de la selva, o de otras plantas que contienen DMT (dimethyltryptamine) o compuestos relacionados. Otras plantas medicinales o del visionario se agregan según la fórmula del shaman que preside, de los propósitos de la ceremonia, o del lugar geográfico.

La patente otorgada a una empresa permitía no sólo los derechos exclusivos para vender sino la posibilidad de desarrollar nuevas variedades de la planta[2], y la compañía comenzó rápidamente a trabajar en la obtención de nuevas medicinas en el campo psiquiátrico y cardiovascular derivadas de la ayahuasca.

Gráfico 1 Ayahuasca (Banisteriopsis caapi)

 

La Confederación Indígena de Comunidades Amazónicas (COICA) solicitó la cancelación de la patente por no tener siquiera novedad inventiva, puesto que la variedad patentada por Miller había sido domesticada por ellos y sus antecesores desde hace cientos de años, mientras tanto Miller continuó con sus investigaciones y pretendió instalar un laboratorio en la amazonía ecuatoriana. Durante el quinto congreso de la COICA, en mayo de 1997, se discutió el tema entre los ochenta delegados representantes de cuatrocientos pueblos amazónicos, acordando que: "a) se realizará una campaña de denuncia, b) se declarará a Miller enemigo de los pueblos indígenas amazónicos y se le prohibirá la entrada a cualquiera de sus territorios, y c) se continuará con el proceso legal de anulación de la patente". La COICA incluyó en su página de internet un aviso indicando que no se harían responsables de la integridad física de Miller si insistía en presentarse en algunos de los territorios indígenas. Esto originó una fuerte reacción por parte de la Fundación Interamericana (FIA), que financia proyectos de desarrollo en América Latina entre ellos a comunidades de la COICA, amenazándolos con cancelar ese apoyo económico si no se retractaba de todas las declaraciones. La COICA decidió romper las relaciones con la FIA negándose a cumplir con esa pretensión.

Este patentamiento demostró estar en contra del espíritu de los acuerdos de la Convención de la Diversidad Biológica que otorga a cada nación soberanía sobre los recursos biológicos y la potestad de formular la legislación pertinente para el acceso a sus recursos. También atentó contra el derecho de las comunidades a ejercer control sobre sus recursos, de estar informadas previamente de los fines y alcances de las extracciones y de que se requiera su consentimiento informado previo. Hubo, además, un irreparable daño moral a los pueblos indígenas por la trasgresión a un elemento sagrado, que implicó el total desconocimiento de los saberes no occidentales y plantea serios interrogantes sobre la voluntad de respetar la diversidad biológica y cultural en el ámbito de la globalización del libre mercado. 

La Oficina de Marcas y patentes de los Estados Unidos finalmente canceló, en noviembre de 1999, la patente que había otorgado reconociendo que la patente se realizó sobre una planta de la que ya existían conocimientos previos y  que por lo tanto la misma no representaba ninguna innovación. Este logro  sin embargo no permitirá la marchar atrás de los emprendimientos comerciales iniciados sobre un objeto sagrado.

Kava de Samoa

La kava (Piper methysticum), un cultivo domesticado autóctono del Pacífico, es una de las plantas medicinales más populares[3].

La kava, considerada un gran éxito por la industria de la herboristería, es un desintoxicante suave que se utiliza para aliviar el estrés. A comienzos de la década de los 90 era desconocida en Estados Unidos, pero ahora se vende en una increíble variedad de formas: cápsulas, tabletas, extractos líquidos, polvos y tés. Según sea el producto específico, los estadounidenses pagan entre 253 y 2.486 dólares por kilo de ingrediente activo (generalmente extractos vegetales con concentraciones de kavalactones). En comparación, el precio del mercado por kilo de la raíz de kava en Apia, Samoa, es de 5,95 a 6,62 dólares. Si bien los precios de kava son unos de los más altos en todo el Pacífico, y el comercio de kava es presentado como un modelo de participación de los beneficios, los agricultores de kava suelen recibir un magro 0,25 a 2,5% de las ganancias obtenidas de las ventas de kava en los mercados consumidores.

Gráfico 2 Kava (Piper methysticum)

Samoa, Vanuatu y Fiji gozan actualmente de una importante ventaja en el cultivo comercial de kava. La importancia cultural de esta planta fue lo que decidió a algunos agricultores a seguir cultivándola, aun cuando los misioneros cristianos trataron de reprimir su cultivo. Debido a esa circunstancia, los agricultores locales mantuvieron el conocimiento y las técnicas requeridas para poder cultivar kava y han desarrollado 118 cultivares. Pero parecería que el auge exportador se derrumba dentro de unos pocos años. Las empresas de herboristería, como Pure World Botanicals (Estados Unidos) y otras, están investigando la posibilidad de cultivar kava en el estado estadounidense de Hawai, en la colonia francesa de Nueva Caledonia, en Queensland –en el norte de Australia- e incluso en México. La kava de Hawaii ha comenzado a ingresar en el mercado en cantidades importantes y a medida que surjan más países con mayor superficie disponible para las plantaciones de kava que las pequeñas Islas del Pacífico, los beneficios que actualmente disfrutan algunos pocos países, parecen destinados a desaparecer.

Hay otros problemas derivados del aumento repentino de la demanda de exportaciones de kava. En algunas comunidades existe preocupación por el intercambio comercial de un cultivo con fuertes vínculos tradicionales. Como señala un trabajador de una ONG: "Ya se han apropiado de la kava –en la tradición, no se cultiva kava para obtener dinero". El auge comercial de kava también duplicó su precio en el mercado interno, poniéndola fuera del alcance de la población local. Algunos predicen que esto contribuirá a que el alcohol se convierta en una alternativa atractiva[4].

La industria fitomedicinal ha presentado solicitudes de patente sobre el procesamiento, preparación y uso de kava[5].

 Atrás Arriba Siguiente


NOTAS:

[1] Existen variedades de Banisteriopsis según la región geográfica B. ceduciflora; B. cornifolia  B. cristata  B. heterostyla  B. inebrians  B. laevifolia  B. leiocarpa  B. leptocarpa  B. longialata B. lucida  B. martiniana  B. muricata  B. nigrescens  B. nutans  B. oxyclada  B. padifolia B. peruviana  B. pubipetata  B. quitensis  B. rusbyana

[2] Loren Miller, ciudadano estadounidense, obtuvo en 1986 la USPlant Patent 05751 a favor de la empresa Plant Medicine Corporation, asegurando haber "descubierto" en un huerto indígena de Ecuador una nueva variedad de banisteriopsis.

[3] La legendaria bebida de Kava-Kava está hecha a partir de los rizomas de la planta Piper methysticum, procedente de las islas del Pacífico Sur. Su uso tradicional es muy antiguo, tanto en su aplicación medicinal como ceremonial y social, y está extendido por Nueva Guinea, Vanuatu, Islas Salomón, Fidji, Tonga, Tahití, Hawaii, etc. Según cada zona, es conocida la planta o el brebaje como "Kava", "Ava", "Awa", "Kawa-Kawa" , "Yanggona" y "Hoi"

[4] Lebot, V et al, Kava: The Pacific Elixir: The definitive guide to its ethnobotany, history and chemistry, Healing Arts Press, Rochester, 1997

[5] L’Oreal (EP 0672046) y Sederma S.A. (WO 9925369), Germanys Willmar Schwabe (DE 4028945),  Japans Lion Corp (JP 1007464) y Shiseido (JP 09067238).

 

  Arriba

Cuadernos de Bioética

INSTITUCIONES
ELABE~Mainetti
Observatorio Indígena
S.I.A. Información Ambiental

REVISTAS

Drogas, mejor hablar de ciertas cosas

Salud & Sociedad
S.I.D.A.: un desafío bioético

PROGRAMAS
Cát. Bioética y Derecho (UBA)

Cát. Derecho de los Pueblos Indígenas (UBA)

Cát. Biotech & Derecho (UBA)
Cát. Propiedad Industrial y Mercado (UBA)

Derecho, Economía y Sociedad

PROPUESTAS
Tesis doctorales y Magistrales

Dominique Lussier ~ Esculturas
Marea baja ~ Maré baixa

Preguntas o comentarios sobre este sitio Web

Programa Panamericano de Defensa y Desarrollo de la Diversidad biológica, cultural y social, asociación civil I.G.J. res. 000834

© ES MATERIAL DE DIVULGACIÓN.  Está autorizada su reproducción total o parcial.  Agradecemos citar la fuente. ¿Como citar el material publicado en estas páginas?

Nedstat Basic - Free web site statistics

Última modificación: Sábado, 11 de Junio de 2005